El impacto de Google en la manera en que pensamos

La manera en que el buscador de Google ha impactado la forma en que pensamos

293

Google se ha convertido en la herramienta indispensable para cualquier estudiante. Ya sea que se quiera iniciar una profunda investigación académica, como responder una pregunta de una trivia el buscador ha cambiado la manera en que la gente procesa la información.

 

“Para cualquier duda, googlealo, dicen”.

Para muchos docentes y expertos en educación, el uso del buscador es una vergüenza; para los estudiantes, tiene todo el sentido del mundo. Si lo pensamos con detenimiento, el buscador es realmente útil. Google es donde nuestras estrategias educativas deben comenzar, más nunca terminar ahí (a menos, claro, que nuestro objeto de estudio sea el mismo buscador).

 

La ilusión de accesibilidad

Google es poderoso, el resultado de un algoritmo complicado que intenta indexar el pensamiento humano que se ha manifestado digitalmente. Suena artificial, pero eso es exactamente lo que hace. Y debido a Google, y en cierta medida, a los medios sociales en general, los usuarios tienden a ver información a través de ese mismo tipo de infraestructura.

Crea la ilusión de que las respuestas están siempre al alcance, incluso cuando no lo son. De hecho, si los usuarios pueden obtener respuestas de Google a las preguntas que se les hacen, probablemente sean malas preguntas.

 

Google es más fácil que pensar

Cuando los estudiantes buscan una respuesta google les facilita la actividad. Sin embargo, es casi imposible para ellos evaluar la calidad y la relevancia de esa información; así como citar su fuente original.

Con la fría logística del software, después de haber encontrado lo que buscaban los estudiantes creerán que su tarea está completa. Sin embargo, no podrán aplicar, integrar o sintetizar esos hallazgos. La respuesta que Google nos da nunca debe ser el final de nuestro trabajo.

Dado que Google busca información como destinos, condiciona a sus usuarios  a hacer lo mismo. Pero en toda su potencia, puede opacar el proceso de búsqueda de información, y más críticamente la relación entre los  datos, incluso aquellos que parecen estar en conflicto.

Al ignorar las fases de aprendizaje de la investigación, los estudiantes a menudo encuentran lo que quieren en lugar de lo que podrían necesitar. De esta manera, subraya la independencia de la información en lugar de la integración del conocimiento y los objetivos de aprendizaje.

En lugar de mirar la información y los datos como componentes del conocimiento, y luego interpretarlos, trata la información en términos más binarios: negro o blanco, correcto o incorrecto, creíble o no creíble, bueno o malo.

Fuente: Teachthought

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.