El estrés de los profesores

Cómo contrarrestar el estrés causado por el ambiente académico

413

Cuando se habla de estrés en el ambiente escolar, regularmente pensamos en el que sufren los estudiantes a causa de las exigencias académicas. Sin embargo, este ambiente llega a ser intimidante para los educadores, quienes enfrentan presiones que pueden desencadenar en estrés.

Este es un problema importante que se debe abordar, especialmente en la profesión educativa: estudios recientes han demostrado que los educadores tienen tasas más altas de estrés y depresión en comparación con la población general, y el 67% de los docentes afirmó que su nivel de estrés aumentó durante el transcurso del año.

Ahora más que nunca, los educadores de todos los niveles necesitan un enfoque claro y proactivo para manejar y manejar el estrés. Algunas investigaciones han demostrado que hasta 75% a 90% de las visitas al médico de atención primaria se deben a problemas relacionados con el estrés.

 

Jefes emocionales

Muchos educadores aseguran que simplemente no tienen tiempo para trabajar o participar en otras actividades de manejo del estrés. Pero, como jefes emocionales del salón de clases, establecemos el ambiente y creamos el clima. El control del estrés no solo afecta la salud de los profesores: hay implicaciones para cada estudiante. Es decir, no se pueden ignorar las posibilidades de reducir el estrés. Entre más estrés exista, menos paciencia se tendrá con los estudiantes.

Hay que tener muy en claro que cada profesor está haciendo lo mejor que puede para crear la mejor versión de sus estudiantes.

 

Salud física

El estrés no se manifiesta únicamente en cambios de humor y comportamiento. Como cualquier padecimiento, tiene implicaciones físicas. Sobrepeso, presión arterial alta, mala circulación y hasta problemas cardiacos son consecuencia directa de no cuidar los niveles de estrés.

El estrés es un factor importante en el aumento de peso, por lo que, cuando se trata de manejar el estrés y sus problemas de salud relacionados, abordar el estrés y el peso juntos es un excelente lugar para comenzar. Reconozca su punto de partida, así como sus metas durante algunos meses en el futuro.

 

Tratamiento

El yoga, el ejercicio, el arte, la meditación, el diario, el voluntariado, pasar tiempo en la naturaleza, encontrar oportunidades para reírse, tomar un baño largo o muchas otras actividades y pasatiempos pueden ayudar. Lo importante es encontrar qué es lo que te habla y que te da placer y empezar.

La clave para comenzar y mantener su plan es programar actividades tal como lo hace con otras citas. Tiene que ser programado y se debe mantener ese espacio de tiempo en la más alta prioridad.

Así como acudir a una cita con el médico no es egoísta, tampoco lo es participar en actividades para reducir el estrés y mantener un cuerpo sano. Estos son esenciales. Una vez que todos seamos capaces de cambiar nuestra perspectiva sobre el valor y la importancia del “tiempo para mí”, comenzar y ser consistente se vuelve mucho más fácil.

Fuente: Teachthought

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.