La tecnología en la educación para el desarrollo personal

610

La cuestión de la tecnología dentro de la educación en la actualidad es que debe evitar verse de manera segmentada.

 

No se trata de un asunto exclusivo del aula, de procesos de enseñanza y aprendizaje. Hay que ampliar el panorama.

 

“Los contenidos también deben estar pensados en el desarrollo profesional”

 

Al buscar nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje, la evaluación tiene que ser de otra manera. Con esa perspectiva, es indispensable prestar atención a los currículos actuales.

 

Los contenidos no deben estar acotados solamente al aspecto pedagógico. Hay que pensar en el desarrollo profesional.

 

En ese sentido, es recomendable detectar áreas de interés para fomentar el networking. Dentro de sus bondades, ésta forma de relacionarse tiene una influencia directa en la mejora de las organizaciones.

 

Es importante tener en cuenta que, para las empresas del sector tecnológico, la educación representa un nicho de mercado básico.

 

Asimismo, no hay que perder de vista que las TIC ahora son una condición indispensable pero no suficiente dentro del ámbito académico.

 

Esto es así porque la tecnología por sí misma no tiene la capacidad de transformar las realidades individuales.

 

Aunque es una cuestión cultural, el enfoque que comienza a utilizarse es el de “la tecnología para”. En este modelo se trata de comprender que las relaciones, el trabajo, el desarrollo personal y los intereses ahora son distintos gracias a la tecnología.

 

Dicha transformación tiene que ser trasladada a la escuela. Las propuestas que se generen a partir de ello tienen que estar conscientes de dicha situación.

 

Puesto que la tecnología es una revolución cultural, se necesitan nuevos modelos educativos capaz de formar a una nueva ciudadanía para el Siglo XXI.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.