Estrategias para aprender jugando

¿De qué manera los estudiantes pueden desarrollar habilidades haciendo uso del juego?

354

Aprender jugando ha sido uno de los objetivos más buscados por muchos expertos en educación. Llegar a aprender o desarrollar una habilidad mientras desarrollamos una actividad lúdica puede sonar a algo imposible o únicamente para la enseñanza infantil. Lo cierto es que no lo es, ya que cuando las dinámicas de juego forman parte del entorno escolar, lo transforman.

Los juegos son una gran ventana al conocimiento, y aquí tenemos diferentes estrategias para transformar el entorno educativo y hacerlo mucho más ameno.

Involucrar a los estudiantes

Lo primero será involucrar a los estudiantes en el diseño de las clases. Gracias a esto, ellos se sentirán con la seguridad de opinar de forma creativa y expresar cuáles son sus maneras favoritas de aprender. Para este caso, el docente guiará el diseño para que todas las opiniones sean escuchadas y se pueda crear una clase con objetivos y metas claras.

Se deben emprender metodologías en el aula creando juegos con los estudiantes, orientando un proceso en donde todas las partes interesadas construyan e intervengan.

La retroalimentación es esencial en cualquier juego o aula. Se puede agrupar a los estudiantes en equipos de aprendizaje, donde puedan trabajar juntos en las tareas, proporcionen comentarios y reciban apoyo del docente según sea necesario. Los juegos fomentan el trabajo en equipo. y los compañeros de equipo a menudo dan tantos comentarios como el profesor.

La metodología del juego

Al usar al juego como esencia del aprendizaje es importante proyectar un ambiente relajado y divertido. Al igual que en los juegos, los estudiantes deben gozar de varias oportunidades para intentar algún reto o habilidad. Es así como aprenderán de sus errores, eliminando la presión y el estigma del fracaso.

En lugar de usar calificaciones y porcentajes, los maestros pueden emitir barras de progreso que midan el progreso del estudiante. Cuando se completan tareas, exámenes o proyectos, se puede agregar una cierta cantidad de puntos a la barra de progreso del alumno, acercándolos para alcanzar el siguiente nivel.

Será importante, también, motivar a los estudiantes a avanzar en su aprendizaje a través de la instrucción autodirigida, permitiéndoles agregar elementos propios y divertidos al trabajo y a los proyectos.

El poder del alumno

Empoderar a los alumnos les permite elegir diferentes caminos para abordar los planes de estudio. Esta opción permite a los estudiantes fomentar y aplicar creativamente su conocimiento al tiempo que consolida un sentido de orgullo y propiedad en su trabajo.

Las insignias y las recompensas proporcionan un símbolo tangible de logro que es efectivo para celebrar los logros de los estudiantes, incentivándolos a continuar aumentando sus esfuerzos y confianza en sí mismos.

Los maestros pueden implementar sistemas de recompensas para toda la clase, donde todos pueden celebrar logros individuales y colaborativos. Las recompensas se pueden emitir a la clase cuando los estudiantes alcanzan ciertos objetivos. Esto construye camaradería estudiantil, apoyo y un deseo colaborativo de triunfar.

Las nuevas tecnologías

Los estudiantes del siglo XXI están acostumbrados a usar la tecnología en todo momento. En lugar de prohibir los dispositivos móviles, los docentes pueden usar esa tecnología a su favor al crear actividades digitales y multimedia.

Fuente: TeachThought

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.