El peligro de crear estudiantes robot

Las consecuencias de crear estudiantes con base a pruebas estandarizadas y contenidos vanales

371

¿Cuántas veces hemos llegado a hacer preguntas que realmente no necesitan ser contestadas? Gran parte de la eficacia del aprendizaje requiere que se hagan las preguntas correctas.

A menudo, los profesores pueden quejarse de la falta de iniciativa en las clases; el tener que explicar cosas simples o de sentido común. Esto no se debe necesariamente a una falta de iniciativa, sino a un fenómeno moderno en un mundo repleto de currículums y exámenes estandarizados.

 

Las pruebas estandarizadas

Cuando los estudiantes son  acorralados en la estrecha rampa de pruebas estandarizadas, están tan adoctrinados en el miedo al fracaso que nadie se atreve a salirse de lo ya impuesto. Después de todo, estamos hablando de gente joven, y no podemos esperar que se rebelen contra eso.

Las consecuencias de desviarse son tan feroces: la promesa de no tener trabajo, la vergüenza del fracaso, la ira de la escuela, etc. No es de extrañar entonces que los estudiantes tengan miedo a correr riesgos y pensar por sí mismos, y por qué inevitablemente se hacen tantas preguntas innecesarias.

Para colmo de males, cuando los gobiernos deciden en su sabiduría que la solución para garantizar el progreso en la educación es estandarizar las pruebas aún más, obligan a las escuelas a restringir aún más los planes de estudios.

Reducen las oportunidades de explorar la creatividad en los temas. Recortan un curso hasta su caparazón y reducen las oportunidades del alumno para desarrollar estrategias de resolución de problemas. Básicamente, obligan a las escuelas a producir estudiantes para la producción industrial, robots.

 

Estudiantes robot

Cuando se enseña a los estudiantes que el único propósito de su educación es obtener resultados cuantificables se sufren consecuencias  en su crecimiento personal. Una vez que finalicen su educación (si es que lograron superar el sistema) es posible que el conocimiento que adquirieron carezca de profundidad. 

Esto se debe a que el aprendizaje ha sido demasiado superficial, solo se ha concentrado en aspectos de un curso que deben aprenderse para realizar pruebas estandarizadas. Cuanto más prescriptivo sea el aprendizaje, menores serán las posibilidades de que el alumno se salga del camino y encuentre soluciones para salir del estándar.

Si los estudiantes están encerrados día tras día en los confines del edificio de la escuela, sentados durante largos periodos de tiempo en filas de escritorios y acompañados desde la clase hasta el almuerzo y la clase bajo los estrictos horarios de las campanas, el proceso de distanciamiento de los jóvenes de su condición natural está en marcha.

Si los estudiantes son bombardeados con información inútil e irrelevante disfrazada de aprendizaje, es obvio que no disfrutarán de la escuela.

 

Fuente: Teachthought

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.